Sábado de TRAL

El viernes pasado, el 17 de mayo, fue cerrando el día, en el país de #TRAL, en el mundo de Twitter, con una discusión acerca de las redes digitales. Edgar Altamirano nos traía a colación un buen artículo de El País, escrito por Sandra González, rememorando el 15M, donde se manifiesta en contra de dos creencias que hay sobre las redes, postura que es retomada por Pascual Serrano en su publicación del 9 de mayo en publico.es.  La primera afirmación es que las redes sociales son altamente centralizada, que no hay jerarquías; y esto es así , simplemente porque los productores de contenido son pocos; al menos, el contenido que llega  a la mayoría de las personas. La segunda es que no parece cierto que las “redes sociales” (FB, Twitter, G+) contengan en sí mismas las estructuras de difusión viral de los contenidos, y esto ,  porque no somos personas dispuestas a “pasar la información”, porque la información que emite una persona se queda “en su vecindario más próximo”. Conversación que me hizo pensar sobre las posibilidades reales de la red y su aparente ¿o real? estructura de colaboración innata. Frente a esto, veo que entre el viernes y el sábado estuvimos participando 17 personas, que no fue una sola conversación, aunque sí un mismo vecindario. Que, efectivamente hubo poca repetición de que se dijo, pero pues tampoco se dijeron cosas para ser repetidas. Que las conversaciones que mantuvimos fueron intensas y enriquecedoras.

Hacia medianoche, después de que Alejandra nos recordó al maestro Daniel Reyes “nadie sabe tanto como para no tener algo que aprender, ni tan poco como para no tener algo que enseñar”, Natacha, una vez que agradeció a todos los que la visitaron en su casablog durante la semana, recordó la ausencia de sesión sabatina al día siguiente e inició la convocatoria: #tral solidario era el grito, y entre promesas vagas nos fuimos a dormir.

Al día siguiente, Lulú madrugó, a las 6:30 nos daba testimonio ya de revueltas y revoltosos, y fuimos a la sala de lectura donde los poetas nos mostraron caminos ya recorridos pero aún por andar.

El cierre  simbólico-poético comenzó con Pedro Salinas, de quien supimos que aún era posible seguir soñando (que no durmiendo), porque en cualquier momento “los párpados se cierran, y encantados del juego me devuelven, despacio, muy despacio, mi sueño”. León Felipe nos habló de un modo específico de ir por el mundo, el real y el de los sueños cuidando, para que se fundan en uno sólo “Que no hagan callo las cosas ni en el alma ni en el cuerpo. Pasar por todo una vez, una vez sólo y ligero, ligero, siempre ligero”. Huidobro, a tambor batiente, invocó al verso: “que el verso sea como una llave, que abra mil puertas…” Y, Octavio Paz, habló de la experiencia vivida en #TRAL como esa que vivimos todos los días cuando lo otro y los otros nos renuevan “las cosas, imperceptiblemente, se desprenden de sí mismas y se fugan hacia otras formas”.

2 comentarios en “Sábado de TRAL”

  1. Una observación que puede dar lugar a reflexiones es la poca (escasa) asistencia a las reuniones en la sala virtual si tomamos en cuenta que inicialmente eramos alrededor de 700 traleros (¿donde se quedaron?) y luego quizas 200 traleros iniciando participaciones en los blogs, ¿porque la poca audiencia presencial virtual? una preocupacion inicial era la posiblemente masiva audiencia a las sesiones virtuales (50? 100? 150?) porque no sabiamos de la capacidad y problemas para mantener en caso de ser posible una participacion masiva. Un saludo.

    1. Hola Edgar, es un buen punto este que mencionas, porque no es nada más un asunto de abrir los canales para que se usen según las posibilidades de cada quien. No sabemos dónde quedaron los demás, y sería bueno saberlo. Algunas sospechas e intuiciones ya aparecen, pero sólo eso. Creo que tampoco podríamos calificar los resultados, sino simplemente describir cómo suceden las cosas y contrastar esos sucesos con lo que deseamos; asumiendo que nuestros deseos no son otra cosa más que eso.
      Te mando un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *